Blogger Template by Blogcrowds.


Este jugador que ven perseguido por un jovencísimo Nacho Azofra no es otro que el talentoso base del F.C. Barcelona Nacho Solozábal. El baloncestita catalán es la contraposición a la degeneración humana sufrida por Fernando Romay, aunque son de la misma generación y medalla de plata ambos en las Olimpiadas de Los Ángeles´84, la trayectoria de estos dos jugadores una vez abandonada la élite deportiva ha sido bien diferente. Mientras Romay continúa su peregrinar por la televisión ofreciendo estupor, asco y compasión a partes iguales, Solozábal lleva tiempo dedicado a la que siempre fue su pasión, el baloncesto. Hace 11 años ya que fundó una escuela para jóvenes jugadores que lleva su nombre y ha mantenido una línea vital coherente, que le ha llevado incluso a que el Winterthur Barcelona retire su zamarra con el número 7.

Romay sin embargo ha perdido el norte, un ex-jugador que fue capaz de ponerle un tapón en la final de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles al mismísimo Michael Jordan, no merece acabar así, siendo la mofa y el escarnio de las personas que disfrutaron con su espectacular juego. A veces, sinceramente, pensamos que hubiera sido mejor que acabara sus días con alguna adicción, como otras grandes estrellas del deporte, léase Chava Jiménez, Marco Pantani o Ángel Cristo, lo que sea antes que verle en este deplorable estado.
Desde la sufrida redacción del Blog queremos contribuir a sacar a Fernando Romay de los platós televisivos más casposos y le queremos ver sentado al lado de Pepu Hernández en el banquillo de la selección, pero como para conseguirlo habrá que comprar los favores de varios directivos de la Federación, os pedimos encarecidamente que contribuyáis a la causa haciendo donaciones simbólicas (a partir de 500 €) en el siguiente número de cuenta: 2581 2284 01 0001984666.
Muchas gracias, y recordad que vosotros también podéis correr la misma suerte.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal