Blogger Template by Blogcrowds.


Tristanbaker. Corresponsal en la Valdavia.
¡Me jiño mi niño! Llevo años estudiando fenómenos paranormales y jamás ví algo semejante. Me presto a relataros la extraordinaria experiencia acaecida ayer en Villaeles de Valdavia. Me disponía a salir del Bar Cigarro como viene siendo habitual
desde que el CDS abrió este local al público como centro de esparcimiento, objetivo cumplido con creces a tenor de las escenas vistas en este emblemático establecimiento, cuando de pronto, miro en lontananza y veo esta imagen que adjunto.
Me quedé de piedra, carraspeé, que es algo que la gente instintivamente hace cuando no ve o no consigue decodificar lo que se le presenta ante los ojos y acto seguido le pregunté al Señor Eufrasio que se encontraba en ese momento en la puerta del bar "cambiando el aceite" como a él le gusta decir cuando se orina vivo, que me corroborara si lo que veía era cierto o era efecto de los efluvios etílicos a los que me había sometido. Su reveladora exclamación "¡Macagüen Dios!" me devolvió a la realidad. Eché a correr como si no hubiera mañana hacia el extraño objeto a la par que pensaba qué cojones estaba haciendo cuando un haz de luz muy intenso cegó mi visión, al recuperar la normalidad visual observé desdibujada pero claramente reconocible la figura de Gustavo el de Gran Hermano que me dijo con voz firme: "A mí no me pilló ningún tren en Venta de Baños, me recogieron estos pavos y estoy con el Niño de Somosierra, el Fantasma de Saucedilla y el Caminante de Boixaca jugando al mus, ¿te vienes? Vamos a Ochate. Ahora vas y lo cascas." Me quedé a cuadros y sólo acerté a hacer esta instantánea. Creo que tengo que dejar el "Sol y Sombra".

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal